fbpx
Anuario Rodríguez Azpeitia
junio 1, 2018
Tipografía con influencia Neoyorkina
junio 1, 2018

Psicología del color aplicada a productos

Irracionalidad, subjetividad y emoción, son algunos de los impulsos fundamentales que nos orillan a comprar un determinado producto; esta influencia, a la hora de escoger y crear un vínculo con las marcas y productos es provocada, en gran medida por el color

01 Junio 2018

Los colores blancos, verdes y azules intensos suelen ser asociados con productos de limpieza, como los marrones y dorados a la cerveza, y los rojos y amarillos para los productos cárnicos. Esto se debe a una especie de codificación existente que asigna una relación entre ciertos colores y determinados productos. Al igual que determinada gama cromática es capaz de expresar el carácter del producto, como las gamas sepias que expresan valores artesanales en el producto.

Estas asociaciones surgen al citar diseños o estilos de productos anteriores o similares presentes en la mente del consumidor. Y así como existen acciones que apelan al cambio a las asociaciones esperadas para producir una fuerte identificación con la marca, también hay estrategias opuestas, como la de privilegiar la asociación con el rubro por sobre la identidad, como las utilizadas con las imitaciones de las marcas auténticas.

Pero como todo, en este mundo en constante cambio, las asociaciones existentes en los colores también pueden llegar a mutar como resultado de la búsqueda de la innovación.

Tomando y trasladando asociaciones y significados de otros tipos de productos, como los productos de dieta que, de girar en torno al blanco, rosado y plata, terminaron siendo de color verde, asociado a lo natural, o azul claro, asociado con ligereza, y así ligando estos dos colores con los productos bajos en calorías.

Los colores también poseen un significado cultural que les otorga determinado significado según el lugar. Como el blanco, que en países asiáticos se le asocia con la muerta y los fantasmas, y que en México lo asociamos con la pureza y la paz. De manera general los colores cálidos, aquellos que se relacionan con el rojo o el amarillo, suelen alegrar y estimular, mientras que los fríos, los relacionados con el verde o el azul, provocan serenidad y calma

· Rojo. Se asocia, dependiendo de su gama cromática, a sentimientos que van desde la aventura hasta el peligro. Sus tonalidades más claras se asocian con valores de éxito, energía y gozo; el rojo intermedio con la fuerza y movimientos apasionados, el fuerte para mostrar calidez y eficiencia, y el rojo cereza con la sensualidad.

· Rosa. Tradicionalmente simboliza a la feminidad y transmite sentimientos como delicadeza, inocencia y romanticismo. Recomendado para empaques de productos femeninos, infantiles o golosinas.

· Amarillo. Suele aportar frescura a los empaques, y esta relacionado con la alegría y la felicidad.

· Naranja. Un color muy acorde a los productos juveniles, al estar asociado con la energía y vitalidad.

· Blanco. Trasmite valores de honestidad, elegancia y estilo, muy común en los empaques de comestibles, al ser asociados con la paz, la simplicidad y la pureza.

· Negro. Puede representar cualidades de estilo o poder. Generalmente utilizado para destacar la elegancia y riqueza de los productos.

· Verde. Símbolo de la naturaleza, ecología, estabilidad, equilibrio y optimismo. Muy destacado en los productos ecológicos o bio, y los tonos azulados en el sector sanitario.

· Azul. Uno de los colores más utilizados al sugerir confianza. Al igual que provoca sentimientos de pureza, frescura, paz, seguridad, inteligencia y ligereza.