fbpx
Sombrillas, parasoles y toldos
marzo 17, 2021
eBottle
marzo 17, 2021

Producción impecable

Los embalajes de alta calidad de NORTIER exigen una producción impecable: la nueva ACCUCHECK de BOBST responde a esta exigencia

17 Marzo 2021

NORTIER, ubicada cerca de París, es desde 1905 un importante operador de impresión en offset y desarrollo de embalajes de cartón compacto de alta calidad. La empresa está especializada en el sector del lujo y, en particular, de la cosmética, los perfumes y licores.

“Como estamos especializados en los embalajes de alta calidad, utilizamos muchos procesos diferentes en nuestras líneas de producción de embalajes, principalmente impresión en offset y digital, barnizado o contraencolado, estampación en caliente, grabado, corte y plegado-encolado —explicó Didier Rochas, presidente de NORTIER.— Esta acumulación de procesos incrementa el riesgo de defectos en la cadena de producción, y los errores en nuestro sector pueden salir muy caros financieramente hablando.”

Por este motivo, la empresa fue una de las primeras en adoptar la primera generación de ACCUCHECK de BOBST. La empresa invirtió en dos dispositivos ACCUCHECK en 2012 para contribuir a identificar defectos en sus líneas de plegado-encolado. Por entonces, ACCUCHECK era el primer dispositivo incorporado de control de la calidad con cero fallos que había en el mundo para máquinas de plegado y encolado.

Producción fiable en línea con las expectativas de los clientes

La nueva ACCUCHECK es una solución en línea para inspeccionar poses de cartón con el fin de detectar defectos cuando entran en la plegadora encoladora BOBST y es compatible con la última generación de las máquinas MASTERFOLD 75|110 o EXPERTFOLD 50|80|110. La solución en línea está totalmente incorporada en la línea de plegado-encolado, lo que permite una progresión fluida y no requiere introducir un paso adicional de control de la calidad en el proceso. Como resultado, los procesos de calidad de producción mejoran a la vez que se reducen los costes de realización de controles de la calidad.

Al igual que sucede con la primera generación, la nueva ACCUCHECK comprueba minuciosamente las poses de cartón para detectar defectos y garantiza una constancia absoluta de la calidad, pero ahora lo hace a una velocidad mucho mayor: hasta 500 m por minuto, o 140 000 cajas por hora. Además, el sistema detecta un amplio abanico de defectos, como puntos, carencias de impresión, errores de texto y fallos de registro. A continuación, las cajas defectuosas son filtradas y expulsadas automáticamente, garantizando una producción con un control de calidad 100%

Otras nuevas funciones son los informes avanzados, las funciones para PDF y la nueva función de inspección de texto inteligente, que garantiza la detección de los menores defectos como palabras o números no conformes. BOBST ha introducido también inspecciones específicas para superficies grabadas, metalizadas y barnizadas, que son muy útiles para los fabricantes de embalajes de lujo, como NORTIER.

bobst.com