fbpx
Declaración de Contraataque contra el COVID-19
mayo 12, 2020
BOBST alcanza un hito con la venta de su 300ª VISIONCUT
mayo 13, 2020

Periódicos en tiempos de COVID-19

En general, las buenas y malas noticias son siempre la fuente para llenar un periódico diario, ya que son la fuente de noticias más confiable.

13 Mayo 2020

El COVID-19 lo ha cambiado todo. Los periodistas en los puntos críticos hacen su trabajo usando máscaras y guantes, los editores tienen que trabajar aislados unos de otros. Los departamentos editoriales tienen que compilar el contenido en salas de noticias virtuales desde casa. Las impresoras de periódicos tienen que trabajar con personal reducido para tener un equipo de respaldo en todo momento. La distribución del papel impreso debe ser realizada por el personal de entrega expuesto al riesgo de infectarse en el camino a sus hogares.

Las consecuencias son diversas. Los editores de periódicos aún ganan la mayor parte de su dinero vendiendo periódicos impresos con anuncios impresos. Luchan por suscriptores fieles a largo plazo, que garantizan una facturación recurrente todos los días. Por el momento, las actividades de publicidad se han reducido al mínimo, porque no es necesario anunciar una tienda que está cerrada de todos modos, o un destino de vacaciones al que no se puede llegar. Y los productos más codiciados como el papel higiénico o las botellas de desinfección no necesitan promoción. Por lo tanto, los insertos y las ediciones de interés especial están en espera por el momento. El recuento de páginas por edición se reduce entre un 10 y un 30% en la mayoría de los casos. Mucho está escrito sobre la crisis de la pandemia, pero casi no hay contenido relacionado con deportes o eventos.

En este momento vemos impresores de periódicos que piden más volúmenes de planchas para aumentar el stock de seguridad. Menos páginas impresas, significa menos planchas de impresión. La distribución de contenido periodístico sobre la pandemia a través de ampliaciones para tabletas y teléfonos inteligentes recibe un impulso, aun cuando la facturación mundial está creciendo a través de estos canales, proviene de un nivel muy bajo y no compensa las pérdidas del canal de distribución impreso. Actualmente, nadie puede estimar si estos lectores digitales volverán a los periódicos impresos, ni si los ingresos por publicidad volverán a un nivel comparable al tiempo anterior al brote del coronovirus.

Un mensaje importante es que el papel impreso no es una fuente de distribución del coronavirus. Esto es cierto en caso de que solo una persona esté leyendo el periódico en el destino final, por supuesto. En caso de que se comparta con otras personas en el mismo hogar, el riesgo aumenta.

Otra buena noticia es que desde el inicio del fuerte impacto del coronavirus en el mundo, las suscripciones digitales aumentaron en un 15 a 270% como máximo. El gobierno francés definió los periódicos impresos como un negocio esencial que no puede cerrarse. Lo mismo sucedió en otros países europeos. En Grecia, los periódicos ahora se venden a través de supermercados. Los periódicos griegos habían estado pidiendo esto por décadas. En toda Europa, no ha habido un solo cierre de un sitio de impresión de periódicos debido a COVID-19. En Irlanda, los clientes se acercan a Agfa para la instalación de soluciones de seguridad de datos y nube. Las impresoras de periódicos que ya tomaron medidas para racionalizar su flujo de producción en el pasado, ahora se enfrentan con más facilidad a las limitaciones causadas por la crisis de la pandemia. Esos sitios de preimpresión que decidieron migrar a servicios en la nube seguros en el pasado, se benefician de lugares de trabajo virtuales y canales de comunicación más fluidos. Tienen la oportunidad de trabajar con éxito dentro de una estructura cambiada y con conexiones cambiadas.

agfa.com