fbpx
Embalaje en un mundo de comercio electrónico
enero 6, 2020
En Madrid el color toma vida
enero 6, 2020

Neutralidad:herramienta esencial

Suaves, relajantes y sutiles, los colores neutrales son una herramienta esencial en el arsenal de todo diseñador

01 Enero 2020

Debido a que el ojo humano está diseñado para ser extremadamente sensible a las variedades del color, es capaz de procesar y ver casi 7 millones de colores diferentes. Por lo que no es de sorprender que cuando un diseño saturado con colore brillantes terminemos con dolor de cabeza. ¿El antídoto? Dejar de verlo, dirán. Si, pero también lo son los colores neutros.

Al usarlos no solo calmarás tu dolor de cabeza al mismo tiempo que tus ojos te lo agradecen, sino que también calmarás y tranquilizarás tu mente. Por lo cual, son la elección predilecta para hospitales, consultorios médicos y asilos.

Pero lejos de ser aburridos, son el lienzo perfecto para construir diseños, ya que ayudan a enmarcar o atenuar los colores enfáticos, y mejorar la profundidad y suavidad de un esquema de color. Características que los convierte en un significante de buen gusto, lujo y riqueza, así cómo también de suavidad y modernidad.

Aunque técnicamente carecen de color, no están completamente desprovistos de matiz. Si bien, el beige y el marfil pueden ser los colores que primero te vayan a la mente, en realidad hacen referencia a un espectro más amplio de tonos, los cuales tienden a ir de tonos pálidos a oscuros de los colores inspirados en la naturaleza, como el marrón, gris, amarillo y verde.

Para calificarlos de neutrales, deben ser suaves, calmantes y sutiles, ya que actúan como un versátil telón de fondo para los colores más llamativos. Debes tener en cuenta que se diferencian del blanco y negro porque estos carecen de contraste e impacto visual, y de los colores de la tierra porque son más ardientes y vivos.

Suelen ir de los tonos marrones hasta los cremosos tonos blancos, pasando por variaciones apagas de gris, azul pálido, verde oliva, naranja y amarillo. Por tanto, algunos de los tonos más populares son el marfil, crema, crudo, gardenia, beige, camello, gris pardo, verde marino, anochecer, azul opal, rocío brumoso y chardonnay.

Debido a su gran sutileza, pueden mezclarse eficazmente con casi cualquier otro color. Aun así, al momento de crear un esquema de color con ellos, no olvides que pueden caer en las categorías de fríos y cálidos. Un esquema frío podría ser combinar colores neutrales como atardecer o verde marino con colores fríos como azul o verde, y uno cálido al combinar los neutrales como camello o gris pardo con los cálidos rojo, naranja o amarillo.

Los diseñadores gráficos no suelen estar muy familiarizados con ellos, especialmente los que se inclinar por el diseño web y digital, pues se suele creer que es poco aventurero optar por estos colores en lugar de los tonos ácidos y eléctricos. Sin embargo, deberían darles una oportunidad, ya que con tantos diseños de esquemas ultra brillantes, un diseño basado en estos colores se convierte en un respiro excepcionalmente bienvenido para los ojos.

shutterstock.com/blog