fbpx
Al estilo Hollywood
mayo 25, 2020
Typo con glamour
mayo 25, 2020

Más allá de la tendencia

La sostenibilidad en el empaque se ha convertido en un cambio real que se vive a nivel global, sin embargo los nuevos retos que trajo el Covid-19 podrían alterar eso.

25 Mayo 2020

Los consumidores demandan más envases ecológicos y prácticas responsables, por lo que las empresas tienen el compromiso de responder a estas nuevas exigencias. Y lo están haciendo. La inquietud por elaborar empaques sostenibles se ha ido abordando en los últimos años desde diferentes ángulos y enfoques, por ejemplo desde reduciendo los desperdicios minimizando los empaques, o utilizando materiales sostenibles fáciles de reciclar. También se ha optado por cambiar la forma de hacer ciertos productos, adoptando diseños más duraderos capaces de ser retornables o reutilizados. Esto ha llevado a la sostenibilidad más allá de ser una tendencia, convirtiéndola en un cambio real que ha incidido en múltiples marcas.

Los cambios no solo están en el empaque o productos finales. Empresas fabricantes están invirtiendo en nueva maquinaria específicamente para lograr cumplir con los objetivos de sostenibilidad para la fabricación de empaques, haciendo modificaciones tanto en sus máquinas como en sus procesos para que sean más limpios y amigables con el medio ambiente. Los empaques ecológicos requieren de máquinas más confiables, flexibles y automatizadas.

En años anteriores el compromiso por el “empaque verde” era la tendencia más sonada dentro de la industria, una que impulsaba cambios a nivel global y en todos los estratos de la cadena de producción. Sin embargo es posible que con las consecuencias de la pandemia por Covid-19 y en la transición hacia la nueva normalidad, estos compromisos den marcha atrás. No hay duda de que las prioridades han cambiado para muchas empresas, puede incluso que en algunos casos la idea de volverse más sostenibles haya dejado de ser relevante.

Por si fuera poco el aumento del comercio electrónico está generando desperdicios de envases y empaques secundarios, así como mayor uso de plásticos de un solo uso cuya única finalidad muchas veces es proteger los paquetes en sus traslados. La caída de los precios del petróleo ha provocado también que los precios de las materias primarias a base de este, que son utilizadas en la fabricación de plásticos, también se reduzcan. Por lo que puede que algunas marcas prefieran usar envases con material virgen mucho más baratos que los envases reciclados.

Ahora la sostenibilidad enfrenta nuevos retos, entre ellos el mantenerse vigente dentro de esta nueva normalidad. De acuerdo con diversos analistas y expertos, la pandemia por Covid-19 ha abierto un nuevo dilema. La pregunta que ahora muchos se plantean es si en medio de esta crisis los compromisos por los empaques sustentables permanecerán o la atención estará puesta en otras tareas. Si bien la sostenibilidad fue la tendencia que marcaba al mercado así como a la industria en años pasados, ahora lo vital ya no solo es ser sostenible sino también cumplir con las nuevas exigencias de salubridad y seguridad social. Dando prioridad a evitar cualquier tipo de riesgo para la salud tanto para empleados como clientes finales.

Las preocupaciones de los consumidores están puestas ahora en la seguridad, por lo que el reto para las marcas es garantizar la limpieza de su producción y empacado, enfatizando en que se han tomado todas las medidas de seguridad. Esta situación sin duda cambiará la dirección de la sostenibilidad, posiblemente ahora el diseño de empaque ahora vaya en función de demostrar la higiene y seguridad del producto. Puede que esta “nueva normalidad” haga que se adecue una nueva leyenda, dónde no solo se especifique que un producto es sustentable y socialmente responsable, sino también empacado con todas las medidas de higiene y seguridad.

No hay que olvidar que para la industria del empaque, los compromisos por lograr envases sostenibles deberán ser parte de esta nueva normalidad. El virus no estará para siempre, el cambio climático y la contaminación por el contrario se agravan a cada vez más.

mundopmmi.com