fbpx
Coloridos gráficos
marzo 2, 2020
Lleva la impresión al extremo
marzo 2, 2020

Etiquetas Claras

Alianza por la salud Alimentaria, logra la aprobación del etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas, con el fin de ayudarnos a tomar elecciones saludables

01 Marzo 2020

“En México la obesidad y la diabetes han alcanzado dimensiones catastróficas que están llevando al colapso del sistema de salud pública. Si en el año 2000 murieron 46 mil personas por diabetes, en el 2016 murieron más de 106 mil personas. En la administración de Felipe Calderón murieron por diabetes medio millón de personas, en la de Peña Nieto está cantidad llegó a más de 600 mil. Sin medidas preventivas, sin impulsar las regulaciones recomendadas internacional y nacionalmente, la administración de López Obrador llegará a un número bastante superior y el sistema de salud terminará por colapsar”, declaró Paulina Magaña, investigadora en Salud Pública de El Poder del Consumidor.

La Dra. Julieta Ponce, directora del Centro de Orientación Alimentaria, señaló que: “el extremadamente alto consumo de alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas entre los mexicanos, es una de las principales causas de las insuficiencias renales, de síndrome metabólico y de enfermedades cardiovasculares que han alcanzado dimensiones de epidemia. Estas son las principales causas de enfermedad y muerte en nuestro país, es urgente que se alerte a los consumidores sobre la alta presencia de azúcares, grasas y sal en estos productos, es una medida básica”.

Con esto en mente, el pasado 2 de julio de 2019, la Alianza por la Salud Alimentaria (ASA), lanzó una campaña: “Exijamos etiquetados claros para cuidar la salud de nuestros hijos”. Por medio de la cual buscaron la introducción de un etiquetado frontal de advertencia en los productos para que se nos informa de forma simple sobre el contenido excesivo de energía, azúcares, grasas saturadas y sodio en ellos.

ASA, la cual agrupa un conjunto de asociaciones civiles, organizaciones sociales y profesionales preocupados por la epidemia de sobrepeso y obesidad en México, trabajo desde el 14 de agosto de 2019 para la modificación de la NOM051 sobre etiquetado de alimentos y bebidas.

Dicho proceso de modificación de la norma contrasta profundamente con el proceso que se llevó en el pasado con el etiquetado frontal que existe actualmente, conocido como GDA (Guía Diaria de Alimentación). El GDA que se estableció de manera obligatoria en 2014 por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), lo comenzó a utilizar la industria de alimentos y bebidas en 2010 - 2011 de forma voluntaria.

forma voluntaria. Pero resulta que esta guía es incompresible incluso para los estudiantes de nutrición, ya que se necesitan hacer operaciones matemáticas para saber cuánta cantidad de azúcar, sodio, grasas y calorías hay en un producto. Además de que no cuenta con un sustento científico, ni sigue las recomendaciones de organizaciones internacionales (OPS/OMS, FAO UNICEF) e instituciones de salud pública.

“La crítica al nuevo etiquetado de advertencia por parte del sector empresarial es similar a la que desarrollo en Chile y en Perú. Es una historia ya muy bien conocida”, señaló Ana Larrañaga, Coordinadora de la coalición ContraPESO. “En todos los países en los que esta medida ha sido impulsada, los gobiernos y organizaciones se han enfrentado a una industria que desconoce por completo la evidencia científica y busca imponer a toda costa sus intereses privados por encima de la salud poblacional. México sí escuchó a todos los sectores, pero se tuvo claro que la prioridad debería ser beneficiar a los consumidores”, concluyó.

etiquetadosclaros.org