fbpx
Barniz
junio 29, 2021
Alta velocidad
julio 1, 2021

Estampado

Confiere diferentes connotaciones en función del tipo de color y efecto elegido.

30 Junio 2021

El acabado de estampado digital potencia cualquier producto impreso y le confiere connotaciones específicas según el tipo. Los estampados con efecto metalizado en color oro, plata y bronce se asocian al lujo; el rojo, verde y azul son perfectos para la diferenciación competitiva.

Los estampados con efecto holográfico, disponibles con diferentes dibujos o aguas en color plata opaco o transparentes, son muy impactantes al generar un efecto iridiscente que da sensación de tridimensionalidad.

El stamping digital se puede aplicar en dimensión 2D o con volumen 3D.

Recomendaciones
• Evita aplicar stamping en pliegues o hendidos, ya que se puede desprender por la presión ejercida.
• Deja un margen de 2 o 3 mm hasta el borde del corte y de los pliegues sobre el que no se aplicará stamping.
• Es obligatorio plastificar en mate la pieza impresa para un acabado óptimo.
• El área a estampar debe tener un ancho máximo de 49 cm.
• Es necesario dejar un espacio entre los elementos a estampar de, al menos, 1mm.
• Los estampados digitales de colores metalizados y los estampados holográficos plata liso, plata puntos y plata agua se aplican de manera selectiva.
• Los estampados digitales transparentes con efecto holográfico se recomiendan para cubrir toda la pieza.

• Recuerda seleccionar la opción de sobreimprimir en los elementos con la tinta barniz para que se aplique por encima de la capa CMYK.
• Stamping 2D: Se admiten líneas y tipografías con un grosor mínimo de 0,25 mm. En el caso de que estén caladas, el grosor mínimo es de 0,5mm.

• Stamping 3D: Las tipografías deben tener un grosor mínimo de 0,5mm. Para la aplicación de estampado 3D a dos caras, es necesario hacer troquelado digital.

Branding y publicidad

El stamping digital, ya sea en dimensión 2D o 3D, se puede aplicar a cualquier pieza impresa en hoja, ya sea sobre papel o sintéticos, o en etiquetas adhesivas en bobina, para aportar connotaciones únicas a través de su efecto metalizado u holográfico.

Se trata de un acabado muy efectivo en elementos promocionales como el packaging o las etiquetas en bobina, capta la atención del consumidor, justifican una revalorización del producto e incide positivamente sobre la percepción de marca.

También es idóneo para la impresión de material corporativo asociando al branding de la marca las características relacionadas con cada tipo y contribuyendo a la diferenciación competitiva: tarjetas de visita, catálogos, etiquetas colgantes, tarjetas, sobres, calendarios, cartas restaurante, etc.

truyol.com