fbpx
Más grande, más rápida y más fuerte
julio 15, 2020
Amigable y adorable
julio 15, 2020

El empaque que puedes comer

Este empaque para fideos instantáneos cumple una doble función. No solo protege el contenido sino que también es comestible.

16 Julio 2020

La necesidad de reducir los desperdicios, así como el daño al planeta causado por los plásticos de un solo uso ha hecho que se ideen y diseñen nuevas y poco convencionales soluciones de empaque. Entre ellas el desarrollo de empaques comestibles.

Con el fin de eliminar el uso de las muchas bolsitas de plástico que se requieren en un empaque de fideos instantáneos, la estudiante de diseño Holly Grounds ideo con éxito un envoltorio comestible, bastante funcional el cual consiste en una biopelícula sin sabor, hecha con ingredientes fáciles de obtener: almidón de papa, glicerina y agua.

Esta biopelícula es sellada con calor, para evitar así que los fideos se deterioren. Al momento de entrar en contacto con agua hirviendo, la película se disuelve en menos de un minuto. Una de sus particularidades, aparte de ser totalmente comestible, es que las especias y los saborizantes se encuentran incrustados en la misma película, algo que en un empaque de fideos convencionales viene en sobres de plástico extras.

Al momento de diluirse en el agua caliente, el caldo resultante ya se encuentra completamente sazonado por lo que no hay necesidad de agregar nada más para disfrutar de una autentica sopa de fideos instantánea, salvo por otros ingredientes sólidos, pero eso ya queda a elección de cada quién.

El proceso de elaboración de esta biopelícula es muy sencillo según explica su creadora, quien es egresada de la Universidad de Ravensbourne en Londres. Los ingredientes se mezclan y calientan hasta que la mezcla adquiere el espesor adecuado, es en ese punto cuando se agregan las especias y saborizantes, después pasa a ser vertido en un molde para dejar que se asiente durante 24 horas.

La película resultante se envuelve alrededor de bloques circulares de fideos secos, así se cocinan de manera más uniforme y se ajustan mejor a la forma del tazón. Para mantener la higiene al momento de almacenar el producto y evitar que este quede expuesto al ambiente, los paquetes de fideos sellados con la película comestible se envuelven en un papel recubierto con cera, respetuoso con el ambiente y fácil de reciclar.

Cada parte del proceso fue pensado tomando en cuenta la sostenibilidad. No solo está enfocado en reducir la producción innecesaria de plásticos de un solo uso, sino que busca aplicar los principios de Economía Circular en cada parte del proceso. Estas nuevas formas de diseño de empaque, están reinventando la manera en que consumimos así como cocinamos, principalmente en la comida instantánea donde es en donde más se usan los plásticos, estas soluciones prácticas disminuyen el impacto ambiental de este tipo de alimentos.

No hay duda de que este tipo de empaques podrían volverse tendencia en un futuro, buscar una forma de integrar el propio empaque a la vez que se mantiene su funcionalidad un reto para las nuevas generaciones de diseñadores.

ravensbourne.ac.uk