fbpx
Pequeñas, rápidas y funcionales
agosto 29, 2019
Dime qué color ves y te diré quién eres
agosto 29, 2019

Distinguido

En entrevista exclusiva, Don Genaro Sánchez Esqueda, nos habla sobre su proceso de formación, a días previos de ser nombrado este año como Industrial Distinguido de la Industria Gráfica en el estado de Jalisco

01 Septiembre 2019

Antes de ser un destacado empresario, Don Genaro tenía un sueño recurrente: él solo frente a una colina. Recuerda que siempre trataba de escalarla pero sin éxito. Hoy en día ese sueño no es más que un vago recuerdo. Don Genaro Sánchez Esqueda, amable y querido tanto como jefe y como padre es el Director de Papeles y Conversiones Sánchez, donde ha crecido tanto en lo personal como en lo empresarial, cumpliendo con la mayoría de sus objetivos profesionales. Con una trayectoria de 27 años en la industria papelera, este mes recibe el reconocimiento como Industrial Distinguido de la industria gráfica de Jalisco, reconocimiento otorgado por el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco desde 1981 a los empresarios que impulsan el desarrollo económico y sustentable dentro del estado.

Papeles y Conversiones Sánchez es una empresa cien por ciento jalisciense que destaca por la calidad presente tanto en su servicio como en sus productos. Detrás de una gran empresa se encuentra siempre una gran persona, en este caso es un hombre que ha sabido mantener sus objetivos claros, un ejemplo de superación y de logros: Don Genaro Sánchez.

Hace 43 años iniciaba su camino como vendedor de papel en una empresa tapatía. Se inició como un eficiente surtidor de papel y de ahí su trayectoria continuó en Papelera Panamericana donde se le ofreció un puesto como vendedor. “Salí con miedo; enfrentar al cliente... cómo dar el servicio...” estaba lleno de dudas y no contaba con la experiencia necesaria por lo que admite que en sus primeros meses no trabajó como debía ser. Sin embargo la satisfacción que trae un trabajo responsable, honesto y sobretodo bien remunerado, fruto del esfuerzo propio no tiene comparación; cuando recibe sus primeros cheques de comisiones supo entonces que sí estaba haciendo algo bien y que su camino estaba ahí, en las ventas. Tras recibir tres reconocimientos locales por parte de la empresa como uno de los mejores vendedores despierta en él su deseo de superarse y convertirse en un vendedor profesional independiente.

La idea de fundar su propio negocio de compra y venta de papel comienza así a gestarse. Al principio le parece una locura y le suena a una postura incorrecta hacia la empresa para la que en ese entonces trabajaba “La oportunidad estaba ahí. El camino a seguir estaba justo enfrente. Sólo era cuestión de tomar la decisión.” Poco a poco tomó confianza y comenzó a vender por su cuenta a otros clientes. Inició vendiendo 5 mil hojas de papel bond de 80 gramos. Los cuales ahora se han convertido en casi 600 toneladas de papel que mensualmente pasan por sus almacenes.

Acepta que no fué un camino fácil: “Cuando te vez con la oportunidad de tener un negocio en tus manos tocas puertas… pero la gran mayoría de veces están cerradas. El punto es insistir, insistir y seguirle”. Para Don Genaro el secreto está en la confianza, primero en ti y después en otros para que te presten apoyo. De sus primeros proveedores destacan diversos almacenes de papel de aquel entonces tales como Papel Fénix y Papel Barato, quienes le dieron la materia prima para empezar su proyecto como distribuidor de papel. Y es así como se embarca en la industria iniciando con el nombre de Papelera Libra en los años 90's, hasta convertirse hoy en día en Papeles y conversiones Sánchez (PACOSA).

En cuanto a la evolución de la industria de las artes gráficas él asegura ver un enorme crecimiento gracias a la globalización que vive el sector. El aumento en la demanda de papel superó la capacidad de fabricación en México aumentado las importaciones. Por ello, ahora y vislumbrando una gran oportunidad, PACOSA importa y vende papel de países como Indonesia, China, India, Portugal y España; siendo los de mayor demanda el papel bond, couché y el papel para empaque.

Emprender un negocio es un trabajo duro, donde muchas veces hay que sacrificar tiempo en familia. Aún así no ha sido solitario, Don Genaro agradece a todos aquellos que a lo largo de su carrera lo han apoyado para cumplir con sus objetivos. Principalmente a aquellos que lo impulsaron para poner su propio negocio desde el principio.

Su mayor satisfacción es haber logrado fundar su propia empresa, desde cero y como algo pequeño, pero que ha ido creciendo con una fuerte prescencia en el Occidente-Bajío, además de surtir pedidos a toda la República; a través de 3 sucursales en Guadalajara, 1 en Colima y 1 centro de distribución con 24 mil metros cúbicos.

Pero sin duda lo más importante para él ha sido compartir estos logros con su familia y hacerlos parte de ellos. Sus tres hijos Genaro, Guillermo y Ricardo trabajan lado a lado con él, en una relación basada en la buena comunicación y logran resolver juntos los problemas, y aprovechar las oportunidades. Sus aportaciones, reconoce Don Genaro, han sido parte esencial para el desempeño y crecimiento de la empresa en los últimos años “Traen ideas frescas, nuevos proyectos, los cuales ya han ido arrojando resultados bastante positivos” principalmente en la mejora de la relación con los clientes y proveedores.

Don Genaro describe su carrera como una serie de éxitos y fracasos. Donde siempre hay adversidades pero su soporte está tanto en su familia como en sus empleados. Como un hombre que no rechaza el futuro, sus planes ahora son actualizarse y dar el siguiente paso para lograr cumplir con las nuevas demandas de sus clientes: “Mientras la empresa o la clientela te pida un poco más, tú debes de ir creciendo y no estancarte”. Distinguidos por la confianza, el buen trato y la calidad en el servicio y en el producto el futuro para esta empresa 100% familiar es bastante prometedor.

Como un ejemplo de superación, demostrando que si se quiere se puede, Don Genaro es hoy un industrial ejemplar, un buen empresario que con su labor ofrece empleo a casi 100 personas que a su vez hacen creer una de las industrias más prometedoras. Respecto a su sueño recurrente, Don Genaro afirma: “El día que logré cumplir con los objetivos de la empresa, no más sueño. Jamás volví a soñarlo.” En cuanto a la distinción que recibe este mes con el respaldo de CANAGRAF, declara que lo único que hacen ese tipo de premios es motivarte a seguir creciendo y superarte.

papelessanchez.com