fbpx
Distinguido
agosto 29, 2019
Imprenta y Museo
agosto 29, 2019

Dime qué color ves y te diré quién eres

¿Por qué mientras unos ven rojo, otros ven un tipo de naranja? Este es uno de los conflictos más comunes que causa la desigual percepción del color

01 Septiembre 2019

La vista es quizá uno de los sentidos más complejos de los que goza el ser humano. Para que podamos ver, deben de ocurrir antes una infinidad de procesos físicos bastante complejos, de los cuales muchas veces no somos consientes. Podemos ver gracias a las células fotorreceptoras ubicadas en las retinas de nuestros ojos, las cuales trasmiten señales que nuestro cerebro decodifica. Lo que entendemos por color no es más que el reflejo de la luz en los objetos y la forma en que nuestro cerebro lo interpreta.

No hay nada más subjetivo que el color, eso es una realidad. La percepción que tenemos de este es tan variable que aun si varias personas ven el mismo tono, habrá algunas que lo vean diferente. Esto causa verdaderos problemas tanto en la impresión como en el diseño que incluso llegan a afectar los procesos de producción, ocasionando algunas veces desperdicio de material o fallos en el control de calidad, como son los casos en los que hay variaciones de tono en los empaques o cuando los colores en el monitor se ven muy diferentes contra el resultado ya impreso.

Es bastante complicado hacer coincidir el color que vemos en la realidad con los colores que vemos en muestras y catálogos. Estudios demuestran que es más fácil reconocer los colores correctos de los objetos que nos son familiares, gracias a que el cerebro ya está familiarizado con ello, a cuando se trata de asignar colores teniendo como única base lo que vemos. Esto se debe a factores tanto físicos como personales que afectan irremediablemente los colores que percibimos.

Rara vez los factores personales llegan a afectar realmente en los procesos de impresión, a lo mucho solo llegan a discusiones entre impresores y diseñadores sobre el color real que están viendo. No se puede competir con la percepción personal que se tiene de los colores, los factores que influyen son tan variables que en su mayoría dependen de la persona, como lo son la edad, el estado de ánimo, memoria y también su salud. Sin embargo conforme más nos familiarizamos con un color en concreto, digamos el color rojo en una coca-cola, es más probable que detectemos los cambios de color e incluso que al comparar la percepción de una persona con la de otra llegue a coincidir.

Los factores físicos afectan directamente los colores, complicando la forma en que los describimos a los demás. Estas variaciones son un obstáculo al momento de especificar cambios concretos de color o al ejecutar la visión previa de un diseñador. También pueden interferir al tratar de hacer coincidir visualmente un color con el estándar para fines de producción.

El factor más importante y que es fundamental para la forma en la que vemos los colores es la luz. Como ya mencionamos los objetos absorben y reflejan la luz, dependiendo de esto es el color que vemos. Según la intensidad y la fuente de luz el color resultante será diferente, por ello siempre se recomienda trabajar en entornos bien iluminados que minimicen estos cambios de color.

La entrega final del color correcto es compleja, debido a las múltiples variables, donde ya no solo entra lo que percibimos sino también los tipos de tinta y los acabados del papel. Son cosas que deben tenerse muy cuenta para lograr que el color deseado, además debe poder reproducirse una y otra vez sin que se vea afectado por el proceso de impresión.

Por suerte existen infinidad de soluciones tanto digitales como físicas que ayudan a reducir considerablemente las variaciones de color, tales como las guías de color Pantone, perfiles de color y modos de color. Incluso hay dispositivos que ayudan a la medición de los colores y así garantizar su correspondencia exacta. Estas soluciones de igualación de color ayudan enormemente a mejorar la calidad en los productos, y a lograr que un gran número de personas vean el mismo tono.

Empresas como Datacolor se dedican a ofrecer soluciones para la gestión color. Por ejemplo con la creación de software específico para la calibración de monitores e impresoras que garantizan la reproducción exacta de colores en materiales, productos e imágenes. Incluso la fabricación de instrumentos para la medición del color como los colorímetros o espectrofotómetros. Estas soluciones son aplicables a distintos mercados como la impresión textil, plástico, papel o diseño digital e incluso fotografía.

datacolor.com