fbpx
Empaque
agosto 28, 2020
Hacer que las cosas sucedan
agosto 28, 2020

Crecimiento, regeneración y limpieza

El verde a menudo es empleado para transmitir ideas ambientales o promover productos para la salud, pero también está asociado con la limpieza, suerte y prosperidad.

01 Septiembre 2020

Aunque se percibe psicológicamente como un color letárgico, sus vínculos con el bienestar y medio ambienten continúan convirtiéndolo extremadamente popular y naturalmente hermoso para usar en los diseños. De esmeralda a viridian, y de olivo a aguamarina, viene en una gran variedad de tonos con formas de joya, frondosos o con infusión azul.

Puede variar en tonos, se mezcla con el negro para obtener un resultado oscuro o con el blanco, para uno pálido. Pero, también hay una amplia gama de variedades que se mezclan con otros colores.

Sus variaciones amarillas como el Chartreuse y Lima tienen una sensación vivida y enérgica. Los azulados tales como el Aqua, Verde mar y Verde azulado poseen una energía sutil que ayuda a los diseños a que se sientan más tranquilos y elegantes. Los grisáceos como Espuma de mar y Salvia son invernales y más sombríos que los anteriores. Los marrones, Oliva oscuro, tienen un aire formal y digno.

Al ser tan común en la naturaleza, se asocia principalmente con el crecimiento, la vida, la energía y la fertilidad. Es el color más curativo y relajarte para que el ojo procese, y se ha demostrado que mejora la visión, estabilidad y resistencia en los espectadores.

Se suele percibir como un color neutro. Sin embargo, la desventaja de esta neutralidad es que puede convertirse en ruido de fondo, lo cual llega a promover el letargo, pereza y falta de energía.

Ademas de sus asociaciones ambientales, también puede ser un símbolo de buena suerte, dinero y prosperidad. Sus tonos oscuros pueden simbolizar la codicia, ambición y riqueza. Pero la asociación con raíces más profundas en la de los celos.

Debido a que los verdes ocurren naturalmente y son sinónimos de la naturaleza, a menudo se asocian con ambientes o climas específicos. El Verde cazador tiene una sensación melancólica que recuerda a los bosques de hoja perenne, mientras que el Verde selva tiene un tono azul más frío que imita el tinte de las plantas tropicales.

Aun cuando generalmente se asocia con las plantas, algunos se originan a partir de reacciones químicas, como es el caso del Verde Celadón, creado mediante la aplicación de un fino esmalte de óxido de hierro.

Durante siglos, ha sido el color predilecto para los diseño. Los victorianos, preferían tonos profundos y sombríos como el Salvia y Brunswick para sus interiores. Se mantuvo a la moda en varias encarnaciones más allá del período victoriano.

En la década de 1950, el Aguamarina y Menta se cambiaron con el Rosa bebé para lograr la estética americana ideal para cocinas y Cadillacs. En los 70’s, el Aguacate se convirtió en el colmo de la moda y disfrutó de una inmensa popularidad, tanto gastronómica como en el diseño, sobre todo en el de interiores.

Hoy en día, se puede utilizar en una amplia variedad de tonalidades para lograr diferentes diseños gráficos, interiores y de productos. Por ejemplo, los verdes disfrutan de un gran renacimiento en el diseño gráfico, Lima fuerte, Chartreuse u otros verde radioactivos agregan una yuxtaposición viva a la fotografía o las tipografías en blanco y negro. Sus contra partes profundas y oscuras se convierten en la base perfecta para crear envases o marcas elegantes y refinadas. Tonos de Aguamariana y Esmeralda, en un estilo temático degradado, puede sugerir tanto lujo como dinamismo.

shutterstock.com