fbpx
Un nuevo capitulo, una nueva gran puntada
octubre 1, 2019
Maestros del Grabado
octubre 1, 2019

¿Consumir o No Consumir?

Estamos en medio de un dilema moderno: Ser más o tener más.

01 Octubre 2019

¿Te ha pasado que vas a una tienda, compras algo y unos pocos minutos después llega un cierto sentimiento de culpa para el gasto hecho? Estamos envueltos en una sociedad que cada día promueve más el consumo y que genera necesidades que antes no teníamos.

Y por si fuera poco, las nuevas tecnologías facilitan el proceso de consumo de manera extraordinaria. Tiendas en línea, redes sociales o newsletters que nos hablan de las tendencias de moda. Estamos bombardeados por un sin número de comerciales e influencias que nos empujan a desear cosas que en realidad no necesitamos. Por eso es muy común comprar cosas que están de moda o por que nos hacen sentir parte de aquello que la sociedad llama “éxito”.

El materialismo y consumismo está presente en nuestras vidas y genera una gran influencia para comprar cosas que en ocasiones no necesitamos en realidad, pero son elemento para sentirnos incluidos en una sociedad cada día más orientada a las cosas.

Sin embargo, en el ámbito de las finanzas personales, esta tendencia genera retos importantes. Mientras más atractivo sea algo para nosotros más querremos tenerlo. En eso son expertas las agencias de mercadotecnia. Logran generar la sensación de necesidad en algo que muchas veces no nos plateamos en tener.

Y muchas veces, generan en las personas la idea que, para ser exitosos y ser aceptados, necesitamos tener más cosas, más caras. Perdemos del radar la valía que tenemos como personas, sólo por el hecho de existir y el tener algo material, muchas veces no nos hace ser mejores. En otras palabras, estamos en medio de un dilema moderno: Ser más o tener más.

Lo que esto genera es una tendencia a querer siempre más y en ocasiones el error radica en querer tener un consumo por arriba de nuestro nivel real de ingreso, lo cual mete a muchas personas a endeudarse y comprometer sus finanzas personales en cosas que no se necesitan, sólo por el hecho de sentirse parte, de poder aparentar ser exitosos.

Siempre he pensado que eso que llamamos necesidades, porque seamos sinceros, muchas veces no lo son, se parece a esos espejos que alineados nos muestran el infinito. En las ferias y en los museos de ciencias en muchas ocasiones hay dos espejos y uno de ellos tiene orificios para poder ver a través, y alineando los espejos vemos una representación visual de lo que es el infinito.

Entonces la reflexión es la siguiente. No importa cuánto pueda ganar, sino tengo una disciplina, sino se quién soy y qué quiero, podré gastar todo mi dinero en cosas y no estaré satisfecho. Siempre habrá algo que puedo comprar y en lo que el espejo me mostrará una necesidad nueva.

robertoarechederra.com