fbpx
¡Abracemos el futuro!
abril 30, 2020
Piel impresa
abril 30, 2020

¿Cómo Negociar Deuda con el Banco?

La crisis mundial que estamos empezando a experimentar genera la necesidad de replantear los modelos de negocios

01 Mayo 2020

Por: Roberto Arechederra

Ante esta situación resulta necesario establecer estrategias para poder sobrevivir, adaptarse, cambiar y posteriormente crecer. Cada sector de la economía está experimentando distintas dificultades. Por ejemplo el sector Hotelero y Restaurantero está sufriendo su peor crisis en la historia derivado del distanciamiento social; además perdió una de sus mejores épocas del año como lo es Semana Santa, lo cual afecta en sobremanera. Y por supuesto la industria gráfica, que es proveedora de todos los sectores de la economía mexicana y solo algunos talleres que fueron considerados como esenciales, están en operación, el resto tiene sus prensas sin producir impresos.

Hay otros sectores como el de grandes almacenes de menudeo, logística y farmacéutico, entre otros, que no están pasando por una etapa tan complicada por el momento. Las historias se cuentan de manera distinta dependiendo la empresa y sector.

Lo anterior está generando que muchas empresas estén pasando por dificultades para hacer frente al pago de sus financiamientos con las distintas instituciones financieras. Por ello me permito escribir algunas ideas que pueden ser de utilidad al momento de negociar con su banco cambios en el esquema de financiamiento que se tiene.

Pero la pregunta obligada entonces es: ¿Qué hago? Una consideración importante es que la situación no es para siempre y que en un momento futuro las empresas retomarán su operación. Con una realidad y condiciones distintas, pero con posibilidades mejores que las actuales para hacer negocio. Para esto se requerirá resiliencia, liderazgo, flexibilidad, visión estratégica, trabajo en equipo, entre otras cosas.

Ya he comentado sobre estrategias para poder solventar la situación desde la empresa sin embargo es importante decir también que son momentos en donde la empresa tiene que vivir al día. Debe manejar sus flujos para poder hacer frente a sueldos y en general diversos gastos fijos como son energéticos, rentas y un largo etcétera.

Por lo tanto se deben ajustar los flujos tratando de mantener la empresa en operación. Un ejemplo de eso podría ser pagando lo menos posible a proveedores clave que surtan las materias primas necesarias para producir los productos más rentables y de mayor rotación.

Lo primero que hay que decir es que ningún banco quiere que sus clientes caigan en cartera vencida por que les implica generar un mayor monto de reservas en su capital, lo cual les limita el monto de créditos que pueden otorgar y de donde obtienen su principal negocio. Así mismo, ningún banco es inmobiliaria así que tampoco quieren tener dentro de sus activos terrenos, casas, maquinaria o autos para poderlos vender y así recuperar algo del crédito no pagado de sus clientes. Más en esta situación donde el consumo y la inversión caerán de manera importante con toda seguridad.

Es probable que los márgenes de la empresa se reduzcan de 50% en adelante y en algunos casos tiendan a pérdidas. Lo que es importante es analizar sus Estados Financieros, en especial el Estado de Resultados para analizar primero la operación y ajustarla lo más posible, una vez hecho eso analizar cuánto queda de flujo para hacer frente a los gastos financieros y sobre eso trabajar. En otras palabras, habrá que trabajar mucho, dormir cansado y ganar poco por un tiempo.

Tratando de generar un esquema ordenado de pasos a seguir en Bursar proponemos lo siguiente:

1. ANALIZAR LA SITUACIÓN DE FLUJO DE EFECTIVO DE LA EMPRESA, ENTIENDO MUY BIEN LAS POSIBILIDADES DE PAGO EN ESTOS MOMENTOS

En otras palabras, identificar la situación real en la que se encuentra la empresa hacia los bancos. La pregunta de fondo a contestar es ¿Cuánto puedo pagar y a partir de cuándo?

2. ENTENDER MUY BIEN LOS CONTRATOS DE CRÉDITO, ALCANCES, PENALIZACIONES Y CONSECUENCIAS

En muchas ocasiones no se revisan los contratos con la atención debida previo a la firma de un crédito. Muchas veces las empresas ante la urgencia de liquidez para poder arrancar un proyecto o asegurar la operación de la empresa firman los contratos pensando: ya veré después cómo pago, lo importante es resolver al hoy y el futuro cercano.

3. FORMULAR UNA ESTRATEGIA VIABLE PARA AMBAS PARTES

Esto requiere de una planeación previa de manera que al acercarme al banco lleve una propuesta realista pero que el banco también pueda aceptar. Lo que menos quiere un banco son quitas o cartera vencida, aunque si no queda más remedio se pudiera llegar a esto.

Acercarse al banco lo más rápido posible y llevar la estrategia por escrito, una carta de petición con los términos nuevos, así como los flujos proyectados de la empresa durante y después de la situación.

robertoarechederra.com