fbpx
Familia de impresoras de gran volumen
septiembre 8, 2020
Gallus Screeny
septiembre 9, 2020

Botellas cerveceras de papel

Elaborar botellas de papel para ayudar a reducir la huella de carbono así como la contaminación por plásticos es la nueva apuesta para las compañías cerveceras.

08 Septiembre 2020

La compañía de cerveza danesa Carlsberg busca decirle adiós a los envases plásticos convencionales mediante el desarrollo de la primera botella para cerveza hecha de “papel” en el mundo, la cual seria elaborada a partir de fibras de madera de origen sostenible, con una base 100% biológica y totalmente reciclable.

Desde 2015 la empresa a realizado una serie de pruebas dando como resultado dos prototipos de botellas hechas de fibra verde, las primeras botellas de papel ideadas para contener cerveza. Estos prototipos están hechos de fibra de madera de origen sostenible, totalmente reciclable y cuentan con una berrera interior que permite que las botellas contengan cerveza sin estropearse. Esta barrera esta hecha, en el primer prototipo de una fina película de plástico PET reciclado, y en el segundo la película es un bioplástico de origen 100% biológico, al que se le denomina PEF.

Ambos prototipos son sometidos a diferentes pruebas con el fin de determinar cual de ambas tecnologías es la ideal para alcanzar la solución sin plástico. El proyecto cuenta con el respaldo de expertos en innovación ecoXpac e investigadores postdoctorales de la Universidad Técnica Danesa. Los esfuerzos tanto de los sectores públicos como privados dieron origen a la Paper Bottle Company, una empresa que se especializará en la producción de botellas de papel.

A esta empresa cada vez se unen más compañías de gran relevancia como Coca-Cola, L’Oréal, The Absolut Company entre otras que buscan crear una nueva comunidad de botellas de papel, a la vez que une empresas y expertos mundiales para promover envases sostenibles, reduciendo su impacto medioambiental y ofreciendo productos de alta calidad.

Producir botellas a base de fibras naturales tiene amplios beneficios para el medio ambiente en comparación con las botellas de aluminio vidrio. La manera en que se obtienen las fibras es sostenible, además de que el impacto ambiental que tienen estos materiales es muy bajo en su proceso de producción. Principalmente en lo que se refiere a emisiones de carbono.

A pesar de que el proyecto ha estado trabajándose desde 2015, aún falta mucho que recorrer para lograr una botella 100% hecha de fibras verdes capaz de ser distribuida y que tenga la misma eficiencia de una botella convencional. Los retos están presentes en todas las partes del proceso para crear ésta botella de papel. Una de las principales preocupaciones de la marca es que esta nueva botella afecte de alguna manera el sabor de la bebida. Además del problema de la disponibilidad de los materiales, como los bioplásticos, los cuales no son materiales disponibles comercialmente.

Por ahora el grupo Calsberg ha ideado otras formas de reducir los desperdicios mucho más viables por el momento, como su “Snap Pack”, el cual es una innovación para reducir los plásticos de un solo uso. Con el objetivo de hacer los multipacks cerveceros mucho más sustentables, utilizando el mínimo de plástico posible este empaque mantienen los latones de cerveza unidos mediante un pegamento resistente e innovador, diciendo adiós a los anillos de plástico convencionales que comúnmente terminan en los océanos, dañando la fauna marina.

carlsberggroup.com