fbpx

Aumenta las ventas

Diferénciate de la competencia y atrae más clientes a través de la estética en el punto de venta con el Escaparatismo y Visual Merchandising.

01 Octubre 2020

ESCAPARATISMO

Es el arte de planificar, organizar y decorar un escaparate para captar la atención de los consumidores.

Un escaparate atractivo es fundamental para destacar e invitar a los consumidores a entrar en el establecimiento. La máxima de cualquier negocio es la visibilidad, si pasa desapercibido, el cliente se irá a la competencia.

El escaparate es la primera oportunidad para captar a un cliente. Para ello, lo primero es pensar en el ambiente que queremos crear, no es lo mismo un escaparate de rebajas que uno de primavera o de otoño: los colores, las formas, el mensaje que se quiere transmitir variarán en función de la temporada. Los vinilos son una estupenda opción para configurar el fondo y ambientar el escaparate, aunque también los hay de suelo y transparentes para colocarlos en el cristal. Son adhesivos y se pueden pedir a medida, incluso con formas especiales.

En segundo lugar, es necesario utilizar elementos decorativos originales como este expositor PLV de cartón corrugado para decoración. Las formas llamativas y una manera poco o nada común de presentar el producto, en este caso la colección de otoño de una ficticia zapatería de barrio, son dos recursos infalibles para que los potenciales clientes se acerquen al escaparate y se formen, en ese mismo momento, una impresión del establecimiento y sus artículos tan buena que les empuje a entrar.

VISUAL MERCHANDISING

Se trata de la disciplina del marketing encargada de la estética del espacio comercial y de la manera de presentar los productos: distribución del mobiliario, disposición y presentación de los productos, iluminación...

En el marco de la Covid-19, ahora también es primordial generar confianza y seguridad a los consumidores para fomentar el pequeño comercio. El expositor de gel y guantes, con las ranuras necesarias para colocar estos elementos y una para desechar los residuos, totalmente personalizable es una buena manera de lograr eso. Y además, con este pequeño gesto, que es posible reforzar con otros elementos de protección, señalización y cartelería, hará que los potenciales clientes perciban seguridad “Covid Free” y entren mucho más receptivos a la tienda.

Una vez se ha convencido al potencial cliente para que acceda al establecimiento, se debe reforzar en el interior la imagen proyectada desde el escaparate para que todo el recorrido sea una experiencia positiva que refleje el carácter de tu empresa o marca, o el mensaje que se busque comunicar; involucre al comprador y, por tanto, esa captación derive en venta.

En el campo del visual merchandising, la mayoría de las PYMES no se pueden permitir redistribuir su tienda o cambiar el mobiliario cada temporada. Pero sí es posible crear áreas promocionales, destacar productos o configurar espacios especiales con las herramientas adecuadas.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que necesitamos guiar al consumidor hacia el producto que queremos que compre desde que accede a la tienda. Los displays de suelo, más grandes de lo habitual, son un excelente reclamo para colocar en cualquier lado del comercio, pero debemos saber cuál es la ubicación idónea.

Crear espacios promocionales dentro del establecimiento. Son ideales para ferias o espacios temporales, ya que uno de los requisitos para que sea 100% efectivo es que los espacios creados sean provisionales y los elementos se renueven para seguir sorprendiendo a los clientes.

En conclusión, el escaparatismo sirve para captar clientes y el visual merchandising para convencerlos de realizar una compra. Son dos estrategias muy efectivas para influir en la decisión de compra en el mismo punto de venta, la mayoría de las veces tomada de forma irracional e impulsiva determinada por este tipo de estrategias.

truyol.com